miércoles, 15 de febrero de 2017

Paleoarte de la conservación

Cuando uno dice "paleoarte", generalmente vienen a la cabeza imágenes de ilustraciones, pinturas y otras representaciones pictóricas de criaturas extintas.

Sin embargo, el término "paleoarte" solía ser más que un frío monopolio de animalitos "posando". El paleoarte fue un término concebido dentro del mundo artístico. La definición fue creada por William John Thomas Mitchell  en 1998 y reza: "arte que comprende el presente y el futuro de las sociedades industriales avanzadas, y les otorga un nuevo marco al colocarlos en la perspectiva de la paleontología y la geología".

Y esta pieza de John T. Morano es realmente eso: paleoarte.

Morano describe su obra bajo la premisa de imaginar cómo sería tener dinosaurios (no avianos) vivos hoy en día. Y a diferencia de muchos soñadores, Morano nos presenta una cruda, pero muy cierta realidad.

Morano imagina un Triceratops recién cazado por furtivos. Le han mutilado para vender sus "partes" en el mercado negro.
Los cuernos son "medicina" que se vende en cientos de dólares para hacer crecer el pene, sobra decir que no funciona.
El pico se usa para crear una "poción" que te "hace más inteligente".

Pero los furtivos no terminaron el trabajo. Como se puede ver, aún quedan espinas, por lo que se piensa que el cadáver de este animal fue abandonado a prisa. Quizá porque las autoridades se aproximaban.

Pueden notar que faltan las patas. No se preocupen. Éstas servirán de taburetes para los ricos.

En esta historia ficticia, este Triceratops era bien conocido por la gente local. Era una hembra joven sana y que según el reporte de la necropsia, estaba a unos días de poner sus huevos.

Quizá la pieza de Morano no satisfaga a los críticos más refinados de arte. Quizá sea un poco "posmo" (por aquello de que el discurso se impone ante la ejecución y la técnica). Pero si recordamos la definición de paleoarte dentro de la teoría de la cultura, esta obra cumple cabalmente.

Es tiempo (nuevamente) de reflexionar sobre nuestros hábitos y de cómo estos afectan la vida del planeta. Sobre nuestro mitos y realidades. Pues recordemos, somos actores clave en esta historia, la historia de la vida en la tierra.

7 comentarios:

  1. Muy bonita reflexión sobre lo brutales que somos los humanos con la naturaleza y las criaturas que lo habitan. Es una pena que estemos destruyendo la fascinante vida que pulula en nuestro planeta. A este paso, tan solo conoceremos a muchas mas por los restos que dejen que por verlos en vida. Muy bonito dibujo, por cierto.

    ResponderEliminar
  2. una prueba de lo dañinos que son los mitos,pues la idea de que somos creacion especial de alguien es en parte la culpable,tambien hay que mencionar a los conspiranoicos anticambio climatico que al negar el cambio climatico y la degradacion ambiental estan diciendo que no hay nada de malo en abusar.y la idea de que somos creacion especial y 'superior'no solo va a dios(llamesele jehova,bramha,ala,ahura-mazda,etc)tambien a los que creen lo mismo pero poniendo extraterrestres y a la 'madre tierra'.
    PD:a proposito roberto de tu tema de si somos o no animales,los que objetan que no dicen que a diferencia de los otros animales nosotros somos 'racionales'y ellos no(si claro como si estrellar un avion cargado de explosivos con uno dentro por un ideal tan tonto y que no te tomas la molestia de investigar con seriedad y ni cuestionas fuera'racional',lo mismo de quemar a alguien vivo solo porque no esta de aceurdo contigo)no saben que esa idea es caduca y que a diferencia de esos 'sabelotodo' la ciencia se autocorrige.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente hay mucha gente con ideas dañinas. Lo interesante de eso, es que esas ideas pueden ser reemplazadas por otras con educación y constancia.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Roberto, usaron una de tus imágenes en este vídeo ( https://www.youtube.com/watch?v=WkYhumi3QQY ), es el mismo que del "cambio de look" del dimetrodon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maxy. Pero ya esas figuras son muy caducas y ya no me interesa tanto luego del plop gigantesco con Muy Interesanto y su robo. Además, el canal de Trey es bastante pop, pero está lleno de errores que desgraciadamente, se quedan bien arraigados en la mente de sus seguidores, más que los aciertos. Prefiero evitar hacer un reclamo.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Me gusta mucho la obra, la técnica y el discurso del artista que comentas pero tengo una duda ¿Esto se considera Paleoarte? Realmente lo único que tiene de paleo es que sitúa un animal prehistórico en un contexto y una situación actual... Podría haber dibujado un elefante y el discurso, la motivación y la narración que hace no hubiera cambiado.
    El concepto de paleoarte que describes no lo conocía y creo que es muy reciente, Mark Halllett se nombra a si mismo como paleoartista mucho antes, creo que desde los 70 y hace referencia a un Paleoarte mas científico y ceñido a descripción de los animales.
    Es una crítica que espero constructiva, la verdad es que como paleoartista creo que esta ilustración se debería enmarcar en Arte (que no es poca cosa) antes que en Paleoarte o como mínimo en un punto medio borroso entre Paleoarte y Arte.

    ResponderEliminar

Hola, ¡gracias por comentar!
*Los comentarios ofensivos, que intenten trollear o provocar serán borrados sin excepción alguna.
*Ya no podrán comentar los anónimos, te recomendamos dar de alta o usar una cuenta de Google, LiveJournal, WordPress, TypePad, AIM u OpenID. Gracias por tu comprensión.