martes, 18 de junio de 2013

Notas cortas: el ictiosaurio que estuvo más de 50 años en un camino

Los ictiosaurios fueron un grupo de reptiles acuáticos que vivieron desde el Triásico temprano hasta la parte inferior del Cretácico superior (por lo que se extinguieron antes que los dinosaurios y otras criaturas al final del Cretácico). Estos reptiles fueron los más sublimes en cuanto a su adaptación al ambiente acuático, pues su forma corporal se asemejaba tanto a la de los peces que de hecho, su nombre significa "lagartos peces" y fueron aún más allá, pariendo vivas a sus crías y rompiendo todo vínculo con tierra como es posible en un reptil acuático.

El ictiosaurio Triásico Grippia (arriba) y el ictiosaurio del Cretácico Platypterygius (abajo), note la diferencia en la forma corporal. Ilustración por la paleoartista Maija Karala.

Estos saurios tuvieron tres grandes radiaciones adaptativas, la primera tuvo lugar a finales del Triásico y constó en la extinción de las formas primitivas y la fijación de la forma característica de pez; la segunda tuvo lugar durante el Jurásico medio y originó formas de grandes ojos, adaptados principalmente a la vida en las profundidades y la última acaeció durante el Jurásico tardío, se extinguieron las formas jurásicas y prevalecieron las formas estilizadas de aguas abiertas. Esta última radiación constó de sólo una subfamilia sobreviviente: Platypterygiinae. Quizá este declive guarda relación con la aparición de los feroces mosasaurios o con el declive de los belemnites, su dieta principal.

Árbol filogenético de los ictiosaurios calibrado con el tiempo geológico. Note las tres franjas grices que representan los eventos de radiación adaptativa de estos reptiles y la posición de Malawania como una especie que corresponde a la radiación y forma corporal Jurásica que se mantiene hasta el Cretácico. Modificado de Fischer 2013.

El mes pasado se publicó un estudio que pone en duda la historia "oficial" de los ictiosaurios del cretácico. Se trata de una nueva especie que por un largo tiempo se mantuvo como una piedra más en un empedrado para bestias de carga en Iraq a pesar de haber sido descubierta en 1950 por geólogos. Este bicho fue llamado Malawania anachronus y su nombre significa "nadador fuera de tiempo", haciendo referencia a su forma corporal y ubicación taxonómica, pues tiene forma de ictiosaurio Jurásico a pesar de ser del Cretácico  (129.4 a 125 Ma).

Reconstrución de Malawania anachronus por el paleoartista "NGZver".


Con este hallazgo se abren las puertas del estudio de ictiosaurios cretácicos del medio oriente y se plantea la posibilidad de que en realidad los ictiosaurios eran más diversos de lo que se pensaba.

FUENTE:
Fischer, V., Appleby, R. M., Naish, D., Liston, J., Riding, J. B., Brindley, S., & Godefroit, P. (2013). A basal thunnosaurian from Iraq reveals disparate phylogenetic origins for Cretaceous ichthyosaurs. Biology letters, 9(4).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, ¡gracias por comentar!
*Los comentarios ofensivos, que intenten trollear o provocar serán borrados sin excepción alguna.
*Ya no podrán comentar los anónimos, te recomendamos dar de alta o usar una cuenta de Google, LiveJournal, WordPress, TypePad, AIM u OpenID. Gracias por tu comprensión.